Taller de Juegos en Wasqha 2017 by ChemaGartCo
Educación, Psicología

Juegos de Mesa vs TICs

El pasado domingo 5 de noviembre participé en la V Edición del Wasqha (Festival de Arte Emergente de Almedinilla) con un taller de juegos de mesa para todos los públicos, aunque los asistentes principales fueran niñas y niños.

Durante la entrevista que me realizó Mª Ángeles Rodríguez (se puede ver aquí) me puso por delante la idea de que si, de algún modo, las TICs pueden anular la creatividad. Esto me ha hecho reflexionar sobre el tema, dado que existe una tendencia creciente a su uso.

Las TICs como herramienta formativa

Las TICs son herramientas muy útiles siempre que se haga un buen uso de ellas. Por un lado, permiten estar conectados entre puntos del planeta muy distantes y trabajar juntos al mismo tiempo, así como desarrollar actividades y ejercicios atractivos, que pueden mantener la motivación por aprender.

Por otro lado, los recursos a los que se puede acceder mediante las TICs son prácticamente ilimitados, por lo que pueden enriquecer el conocimiento en las áreas y aspectos que a uno más le interesen.

Las TICs como herramienta de ocio

Sin embargo, el uso excesivo de las TICs durante el tiempo libre puede tener consecuencias menos positivas. De hecho, ya se están realizando investigaciones cuyos resultados parecen apuntar a que el uso de móviles y tabletas en los más pequeños pueden provocar problemas de atención e inhibición del pensamiento creativo.

¿Qué puede estar pasando?

Pues bien, como comento en la entrevista, las TICs le ponen al usuario las cosas muy fáciles. Si tenemos en cuenta que la atención de un niño es bastante limitada y que, con el paso del tiempo y de entrenamiento, su capacidad atencional se va ampliando, podemos darnos cuenta como el hecho de manejar la tableta sin límites va a impedir ese necesario entrenamiento.

Pongamos, por ejemplo, que un niño tiene una capacidad para prestar atención de 15 minutos, tras los cuales ya se despista y su mente se va a otra cosa. Si eso lo aplicamos al uso de vídeos en Youtube, por decir algo, podemos comprender que el pequeño, cuando pase un rato viendo uno, se cansará y pasará a otro… y así sucesivamente. Con esta acción tan sencilla, evita la frustración de tener que estar  pendiente de algo que ha dejado de interesarle, pero además, no tiene que esforzarse en mantener la atención por más tiempo, por lo que va a ser muy difícil ampliarla. A esto se le suma el hecho de que obtiene una recompensa inmediata: quiero otra cosa y la tengo ya, lo que implica un nuevo aprendizaje, de manera que el cerebro marca un circuito que dice: si quieres otra cosa, solo tienes que darle un toque a la pantalla. Quizá el problema esté en que el mundo real no es tan rápido y obediente…

Además, al tener normalizada la situación de “entretenimiento” digital, puede tener dificultades a la hora inventar formas alternativas y creativas de jugar y divertirse con recursos físicos, especialmente cuando impliquen a otras niñas y niños, ya que mientras están en el mundo virtual no está practicando esas habilidades sociales tan necesarias para la vida. Otra cosa es que dejan de lado la motricidad en todos sus aspectos: agilidad, equilibrio, coordinación…

Es importante destacar que el movimiento fomenta la creatividad. Durante la realización de una acción motora, el hemisferio derecho se desinhibe dando lugar a ideas diferentes y creativas. Por eso es habitual encontrar a personas que andan en círculos o realizan un movimiento repetitivo cuando están pensando o cuando se enfrentan a un problema.

Resumiendo…

En definitiva, pasar mucho tiempo con recursos digitales pueden repercutir en el desarrollo psicológico, social y motor de las personas, no solo de los más pequeños. Es necesario desconectar de las redes y conectarse con el mundo real.

No obstante, haciendo un uso moderado y responsable de los mismos pueden resultar ser un apoyo en el aprendizaje y la estimulación cognitiva.

Juegos de Mesa: una alternativa saludable

Los juegos de mesa existen (con pruebas) desde las civilizaciones más antiguas (hace más de 5.000 años). Durante nuestra existencia han formado parte de nuestras actividades habituales, por lo que se puede deducir que entretenerse uno mismo y jugar con los demás es importante para el ser humano.

En el artículo Mantenerse activo jugando ya mencionaba las bondades de jugar en personas mayores. Aquí voy a indicar las más relacionadas, como contraparte al uso de las TICs, especialmente en niños, niñas y jóvenes.

  • Permiten desarrollar habilidades sociales y de comunicación eficaces, así como comprender y acatar reglamentos y normas.
  • Permiten ampliar el conocimiento del mundo a través de la interacción con personas de distintas generaciones y con los propios materiales de juego.
  • Facilitan el desarrollo y entrenamiento de habilidades cognitivas y motoras.
  • Mejoran el autoconcepto y la autoestima.
  • Aumentan la tolerancia a la frustración y la aceptación.
  • Incrementan la motivación intrínseca, como comenta Ludología Didáctica.

Para terminar…

Quisiera destacar también la importancia de los juegos al aire libre y del deporte. Estos facilitan aún más el movimiento y permiten que nos mantengamos en forma física y mental.

4 comentarios en “Juegos de Mesa vs TICs”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s