Psicología

Las emociones: funciones básicas

Ya en la entrada anterior ¿Para qué nos emocionamos? hacíamos una introducción sobre las emociones. Hoy queremos hacer un análisis un poco más profundo de lo que son las emociones, qué sucede dentro de nuestro cuerpo y qué funciones cumplen.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son un proceso que tiene lugar dentro del organismo tras la ocurrencia de un cambio significativo para nosotros. Este cambio puede ser  interno, por ejemplo, un recuerdo, o externo, algo que está ocurriendo a nuestro alrededor.

Cuando se produce este cambio, sin darnos cuenta, hacemos una interpretación subjetiva y la valoramos, en función de si es “buena” o “mala” para nosotros. El resultado de esta valoración desencadenará la aparición de una emoción u otra, de manera que experimentaremos cambios fisiológicos o sensaciones corporales, acompañados de una serie de pensamientos asociados a esos cambios, que nos harán comportarnos de una forma determinada.

Imaginemos, por poner un ejemplo práctico, que vamos caminando tranquilamente por la calle y vemos que por la acera de enfrente pasa alguien que conocemos. Reducimos el paso para poder saludarlo, pero nos encontramos con que esa persona pasa de largo sin decirnos nada. Entonces, empezamos a pensar que esa persona no nos ha querido saludar… “Será estúpido, ¿qué le he hecho para que no me diga nada? Si tiene algún problema debería decírmelo, ¿no?” (pensamiento). Al mismo tiempo, empezamos a notar calor en la cara y en el cuerpo, los músculos se nos tensan, el corazón se nos acelera (sensaciones físicas)… Giramos la cara y aceleramos el paso para alejarnos lo antes posible de esa persona (conducta). Resulta que estamos experimentando ira.

Esta situación se puede interpretar de otras maneras que serían igualmente válidas y no nos generarían malestar. Podríamos pensar que la persona está tan ensimismada en sus pensamientos que no se ha dado cuenta de que pasábamos cerca. Ante ese pensamiento, nuestra reacción es bien distinta. No es lo mismo pensar que lo ha hecho a propósito, lo que nos puede suponer una ofensa, a pensar que ha sido un descuido, lo cual puede causarnos incluso una sonrisa… “¡qué despiste lleva!”. Nuestra forma de actuar en esta situación también variará; quizá cruzamos la calle y nos acercamos sigilosamente para darle un susto, lo cual es más divertido.

¿Qué funciones tienen las emociones?

Aunque cada emoción tiene una o varias funciones más específicas, hablando en términos generales las emociones tienen tres funciones fundamentales: adaptativa, social y motivacional.

Función adaptativa

Las emociones tienen como fin último ayudar al organismo a adaptarse al entorno. Es decir, tienen un valor de supervivencia. Ser capaz de responder adecuadamente a las exigencias de nuestro medio nos asegurará poder permanecer en él a salvo.

Función social

Por otra parte, la expresión de las emociones permite comunicarnos y que los demás puedan saber lo que estamos sintiendo.

¿Por qué esto es útil? Si estamos en una conversación con un amigo y decimos algo que, por la expresión de su cara, sabemos que le ha molestado, podemos reparar ese daño pidiendo disculpas. Nuestro amigo se relajará, se sentirá comprendido y podremos conservar esa amistad que para nosotros es valiosa. De no saber interpretar sus emociones, quizá nuestro amigo piense que no merece la pena gastar su tiempo con una persona que le ofende con sus comentarios.

Función motivacional

La activación que nos produce experimentar emociones nos lleva a actuar. Es decir, nos lleva a movernos en una u otra dirección. En el caso que veíamos antes, saber que hemos herido a nuestro amigo nos mueve a reparar el daño, ya que para nosotros es importante conservar esa relación.

Como podemos ver, las emociones son esenciales para poder relacionarnos adecuadamente con otras personas. También para protegernos de un daño potencial (imagina qué sentirías y cómo reaccionarías al encontrarte de frente con un perro enfadado) o para conservar aquello que es importante para nosotros.

Comprender y aceptar lo que estamos sintiendo nos ayuda a vivir con plenitud. Por el contrario, querer evitar sentir nos puede llevar a experimentar un mayor malestar y a desarrollar trastornos que causan sufrimiento. Si quieres saber más sobre este tema puedes leer un artículo muy interesante de la Psicóloga África Brasó: “Evitación Experiencial: un mal de nuestro tiempo”.

 

Anuncios

1 comentario en “Las emociones: funciones básicas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s