Neuropsicología, Psicología

Las actividades artísticas como recurso terapéutico

Desde tiempos inmemorables, el hombre ha luchado por dejar su huella por donde quiera que pasara, creando símbolos y señales, recreando escenas, decorando… ¿Qué tendrá la creación del arte, que tanto nos atrae? La respuesta no es sencilla porque tiene muchas interpretaciones, pero me centraré en el aspecto terapéutico, que es lo que aquí nos interesa.

El proceso creativo nos atrapa, nos envuelve en un estado de concentración y absorción completa en lo que estamos haciendo, nos permite escapar de nuestras rutinas y experimentar con una realidad diferente. Estamos tan atentos y concentrados en nuestra actividad que nuestro cerebro no tiene espacio para procesar nada más y esto permite que nos expresemos con libertad. Cuando creamos somos libres. Libres de temores, de rencores, de preocupaciones, de dolores… Esto, inevitablemente, nos produce bienestar, nos hace sentir bien y, además, fortalece nuestra autoestima, porque nos damos cuenta de que somos capaces de crear cosas bellas de las que sentirnos orgullosos.

La creatividad, como vemos, está muy asociada con la emoción, con cómo nos sentimos respecto a nosotros mismos y a los demás. La profesora y arteterapeuta Marián López Fernández Cao afirma:

Nadie puede inventar nada si no confía y a la vez es crítico consigo mismo, si no confía en su capacidad de juicio y decisión, y si tiene miedo a equivocarse. Ni siquiera puede inventar su propia vida, que permanecerá pegada a la de aquel o aquellos que cree que la legitiman.

Estas palabras, sin duda, nos hacen reflexionar.

Entonces, ¿qué beneficios nos aportan las actividades artísticas? Algunos de los más notables son los siguientes:

  1. Calman la ansiedad, el miedo y la frustración.
  2. Incrementan la serenidad, el afecto positivo y la autoestima.
  3. Ayudan a conocernos, a tomar consciencia de nosotros mismos y sobre nuestro cuerpo y entorno.
  4. Estimula el pensamiento creativo, la concentración, la atención, la percepción y la motricidad.
  5. Facilita la solución de problemas y la toma de decisiones.

Hoy día disponemos de multitud de materiales para realizar estas actividades: cuadernos para colorear para adultos, blogs de dibujo, pinturas, arcilla y pastas para modelar, kits para manualidades, etc. Pero el arte lo encontramos en cualquier parte, por ejemplo, en la cocina; así podemos encontrar en el mercado infinidad de artículos para repostería creativa si además uno se quiere comer sus propias creaciones.

Sólo es cuestión de buscar aquello que nos guste y disfrutarlo.

No hay que educar para y desde el conformismo, sino para la autonomía y la libertad, la libertad como autonomía, capacidad de iniciativa y creatividad.

Noemí Martínez Díez. hqdefault

3 comentarios en “Las actividades artísticas como recurso terapéutico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s