Neuropsicología

Estimulación Cognitiva: qué es y qué puede hacer por ti

Estimulación Cognitiva: el entrenamiento mental

La estimulación cognitiva es toda aquella tarea o actividad que va encaminada a ejercitar la mente, en su más amplio sentido. Nuestro funcionamiento mental se compone de distintas habilidades que, trabajando en equipo, nos permiten comunicarnos y desenvolvernos en nuestro día a día.

El diseño de las tareas puede ser muy diverso, en función del área que queramos trabajar. No obstante, aunque la tarea esté destinada a una habilidad en concreto, siempre hay involucradas otras, ya que nuestro cerebro trabaja de forma global.

Veamos un ejemplo simplificado: para poder mantener una conversación debemos prestar atención a lo que nos están diciendo, comprender el mensaje y articular una respuesta adecuada (en función de las prescripciones sociales y contextuales), recuperando de nuestra memoria las palabras necesarias. Como vemos, aunque quisiéramos trabajar el lenguaje habría otros componentes que entrarían en juego. Por ese motivo tenemos que tener claro que esos otros componentes no están interfiriendo en la tarea.

Habilidades a entrenar

Como comentaba, hay tareas diseñadas para trabajar distintas habilidades como pueden ser la solución de problemas, la planificación, la memoria (o memorias), la percepción, la toma de decisiones, el lenguaje, la atención (que también hay distintos tipos), etc.

Cuándo recurrir a la Estimulación Cognitiva

Normalmente, la aplicación de estos ejercicios se ha asociado al tratamiento en demencias y alzheimer, pero eso es reducir mucho la utilidad de estas tareas, ya que no solo son útiles en enfermedades o trastornos, sino que pueden ayudarnos a potenciar nuestras capacidades naturales.

Sin ir más lejos, los niños desarrollan sus capacidades cada uno a su propio ritmo, de manera más o menos independiente, lo que puede provocar que algunas habilidades concretas queden “rezagadas” con respecto al resto. El entrenamiento mental ayudaría a “empujarlas” apoyándose de las capacidades mejor asentadas.

Puede pasar también que, por algún motivo, alguna facultad mental que ya se había desarrollado completamente quede comprometida, como puede ser tras un accidente o un ictus. A veces, la lesión es grave y la función solo puede recuperarse parcialmente buscando alternativas; pero en la mayoría de los casos, con la Estimulación Cognitiva podemos volver a funcionar casi con normalidad.

Por otro lado, el hecho de ser una persona adulta no tiene porqué significar que se vaya a desarrollar una demencia al envejecer, pero sí sucede que con el tiempo dejamos de utilizar destrezas, por costumbre y por como vivimos nuestro día a día.

Con las tareas que se realizan durante la Estimulación Cognitiva, se ponen en marcha esos recursos que tenemos olvidados en un rincón, ejercitando la mente igual que pasa con el cuerpo cuando hacemos deporte: en función del tipo de ejercicio que realicemos, unos músculos se desarrollarán más que otros.

 

1 comentario en “Estimulación Cognitiva: qué es y qué puede hacer por ti”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s